• Nuestro método: entrenamiento funcional adaptado

    Nuestro método: entrenamiento funcional adaptado

    Ya hemos hablado sobre los beneficios que tiene la actividad física durante el embarazo y después de tener a nuestro bebé.

    Hoy vamos a dedicar este post a explicar y describir lo que hacemos en nuestras clases de Nanny Trainer.

    Principalmente nuestro método se basa en el entrenamiento funcional.

    Y, ¿qué es el entrenamiento funcional?

    Pues bien, el entrenamiento funcional es el trabajo muscular basado en los movimientos diarios, cotidianos. De ahí la palabra funcional. Busca un óptimo rendimiento muscular, a través de la creación y reproducción de ejercicios basados en gestos de la vida cotidiana. Surge de las técnicas realizadas por los médicos para la rehabilitación de lesiones y cirugías.

    Los objetivos del entrenamiento funcional

    Tiene muchos objetivos, pero en líneas generales son los siguientes:

    • Prevención de lesiones.
    • Readapción funcional.
    • Preparación física para los distintos deportes.
    • Entrenamiento especifico para el correcto desenvolvimiento en la actividad laboral o de ocio de los sujetos.
    • Mejorar las principales cadenas musculares que utilizamos en la vida diaria.

    Evidentemente nosotros adaptamos todos estos objetivos a la situación de cada embarazada y cada mamá.

    Nuestro objetivo principal es el acondicionamiento general y la preparación al cambio fisiológico que están sufriendo (en el caso de las embarazadas), a su vez preparamos la musculatura para poder tener durante el post parto fuerza suficiente para adaptarnos a la nueva situación sin demasiada fatiga. Durante el embarazo nuestro centro de gravedad varía, por lo que hay que corregir muchos movimientos rutinarios para evitar lesiones musculares.



    picture of happy mother breastfeeding baby boy



    En el caso del post parto, el trabajo se centra también en el acondicionamiento muscular para la recuperación post natal, aumento de tono muscular con el fin de adaptarnos a las nuevas rutinas como madres (coger y portear correctamente al bebé, por ejemplo) y corrección postural para evitar lesiones musculares. Es habitual adoptar malas posturas: en los cambios de pañal, al dar el pecho, a la hora de dormir… Con un todo muscular correcto y siendo conscientes de nuestra propia postura (Propiocepción), podremos ser capaces de corregir esas posturas.

    Cabe decir que en nuestras sesiones no falta un calentamiento inicial, donde realizamos movimientos aerobicos. En la segunda parte nos centramos en la tonificación y acondicionamiento muscular, seguido por la movilidad articular en el caso de las embarazadas. Y finalizamos con los estiramientos, parte esencial de la clase.

     

     

     

Leave a reply

Cancel reply