• Y después del parto… ¿Qué?

    Y después del parto… ¿Qué?

     

    Al igual que es importante el ejercicio antes y durante el embarazo, lo es en el postparto.

    ¿Necesito moverme desde el principio?

    Definitivamente SI. Es beneficioso para ti que empieces hacer ejercicio lo antes posible, siempre y cuando te encuentres bien. Ejercicios para el suelo pélvico y unas caminaras pueden ser un buen inicio para comenzad la recuperación.

    Aunque te parezca que el ejercicio sea lo último que quieras hacer mientras te adaptas a la nueva situación, tiene múltiples beneficios. Puede:

    – Mejorar tu estado anímico, ya que mediante el ejercicio liberas endorfias que te harán sentir mejor.

    – Ayudarte, poco a poco, a recuperar tu figura y perder esos kilos demás.

    – Protegerte de dolores y achaques.

    – Darte energía, si te sientes cansada.

    Los ejercicios mas importantes que hay q realizar son los de suelo pélvico, ya que reforzando ese área te protegerá de futuras pérdidas de orina.

    Estos ejercicios a su vez ayudarán a que el peroné y la vagina se contraigan con mayor rapidez. Esto ocurre porque el ejercicio hace que la circulación sanguínea aumente y baje la inflamación. Si tuvieses puntos, estos ejercicios no beberían ejercer ninguna tensión sobre la zona.  Al principio notarás que tu suelo pélvico no trabaja mucho, pero no desistas, porque en pocos días verás como va cogiendo fuerza.

    Tan pronto como te sientas con fuerzas, sal a la calle y comienza a dar paseos, a ser posible empujando el carrito de tu bebé. Durante los primeros días te encontrarás cansada y pesada, empieza por paseos cortos de 10 minutos para luego ir aumentando. Intenta integrar en tu rutina el paseo con tu bebé. Escucha y observa tu cuerpo para no sobre-ejercitarte y forzar mas de la cuenta.

    ¿Cuándo puedo hacer ejercicios mas complejos?

    En cuanto tu médico te dé el visto bueno y tu te encuentres bien (alrededor de las 6 semanas en parto vaginal y 8 en cesarea), podrás empezar a retomar, poco a poco, tus hábitos deportivos.  



    Ejercicio post parto



     

    Tener un bebé supone una serie de transformaciones en nuestro cuerpo, que tras el parto, requiere su tiempo para que todo vuelva a su lugar. Hay que ser realista y paciente. 


    Te damos unas pautas para conseguirlo:

    1.- Empezar poco a poco. 

    2.- Vigila que tu sangrado disminuya hasta desaparecer. Si nos esforzamos mas de la cuenta y sigues sangrando, el cuerpo te está pidiendo mas tiempo para recuperarse. 


    3.- Ten en cuenta tu suelo pélvico. Ejercítalo. 

    4.- Observa la diastasis abdominal. Durante el embarazo, los músculos abdominales sufren una separación tal, que debemos tener especial atención en el post parto para q vuelvan a si posición original sin lesiones. Para eso, evitaremos realizar ejercicios abdominales en general.

    5.- Relaxina. Aún cuando hayas tenido a tu bebé, la relaxina sigue estando presente en tu cuerpo, por lo que los ligamentos y tendones siguen siendo mas elásticos de lo habitual. Sé consciente de ello y no fuerces tus articulaciones. 

    6.- Existen multitud de ejercicios. Para recuperar tu figura no hace falta q te ciñas al horario clases colectivas de tu gimnasio. Como hemos comentado, andar es la mejor manera de comenzar. Recuerda evitar ejercicios de alto impacto. 

    7.- Hidratación. Recuerda siempre tener una botella de agua cerca (y utilízala, claro). Por favor, hidrátate lo máximo posible. 

    8.- Descansa. Cuando hagas ejercicio, al terminar, tómate tu tiempo para descansar y relájate. 

     

    Esperamos que estas ideas te sirvan de ayuda y te motiven para empezar y seguir moviéndote. 

Leave a reply

Cancel reply